Cultura en los libros de texto

13.09.2018

Incorporar elementos culturales durante las clases puede ser más fácil y ameno de lo que se piensa. Se pueden crear actividades sencillas y fáciles de preparar para comparar la cultura hispanohablante y anglosajona. De hecho, este tipo de actividades aparecen con mucha frecuencia en los libros de texto.

Por ejemplo, cuando nuestros alumnos empiezan a aprender cómo describirse a sí mismos y a los demás, pueden emplearse fichas de lectura sobre un determinado actor o cantante en las que se ha de responder a algunas preguntas sobre su físico y personalidad. Si los alumnos están aprendiendo las asignaturas combinadas con expresiones de tiempo, se les puede pedir que utilicen un horario escolar de un colegio español para compararlo con el suyo en una actividad que desarrolle sus habilidades de escritura.

Cada vez con más frecuencia, los libros de texto incorporan unas notas breves sobre la cultura en la que se habla el idioma. Algunos incluso incluyen proyectos culturales después de cada unidad para enriquecer el aprendizaje de los alumnos.

Si nuestro libro de texto no ofrece el tipo de actividad que estamos buscando, también podemos encontrar fichas de trabajo en internet para usarlas en nuestras clases. La sección de recursos de la página del Times Educational Supplement (TES) contiene materiales que pueden usarse para mejorar los conocimientos culturales de nuestros alumnos. Otro ejemplo de esto lo ofrece la revista Tecla, cuyas actividades abordan diversos aspectos culturales y trabajan distintas competencias lingüísticas en varios niveles de dificultad. Además, ofrecen la explotación didáctica de materiales reales como películas.

Precisamente, Carmen Herrero y Ana Valbuena (2010:2) afirman que «es un hecho probado que el empleo de vídeo auténtico y el cine en el aula de ELE constituye una herramienta de gran utilidad». De hecho, añaden que las películas aportan muchas posibilidades «a la hora de plantear la enseñanza de una lengua desde una perspectiva funcional y global, acorde a los parámetros interculturales e interdisciplinarios» de los que se habla en el Marco Común Europeo de Referencia y en el plan curricular del Instituto Cervantes.

Con la idea de proporcionar un foro para el intercambio de información sobre el uso de las películas en la enseñanza de idiomas, Herrero, Valbuena, Vanderschelden y Frye fundaron el Film in Language Teaching Association (FILTA), una asociación para profesores de idiomas y educadores e investigadores del campo cinematográfico. La asociación proporciona materiales didácticos, crea un entorno flexible de aprendizaje en línea y organiza actividades de desarrollo profesional.

Otro tipo de documentos auténticos, como los artículos en publicaciones periódicas, pueden ser también nuestros grandes aliados para añadir la cultura en nuestras clases. Además de utilizar la prensa que se crea y publica en los países de habla hispana, resultaría interesante investigar qué uso podemos hacer, desde un punto de vista didáctico, de periódicos o revistas en español que se publican en otros países de habla no hispana.

Este es el caso de El Ibérico, un periódico quincenal gratuito que nació en Londres, entre otros motivos, para informar de la actualidad española y británica. La Tundra es otro ejemplo: esta revista impresa trimestral en español de línea cultural contiene artículos de arte, diseño, música y entrevistas de interés general a personalidades de países hispanoparlantes. La explotación didáctica de este tipo de documentos puede propiciar que el alumno conozca una perspectiva diferente de su propia cultura a través de otra y, además, aprenda el vocabulario y las expresiones necesarias para expresar su realidad cultural en otro idioma.

Para ver el artículo completo, puedes seleccionar este enlace.

No dudes en aportar tus ideas para enriquecer esta entrada. Gracias.